jueves, 5 de septiembre de 2013

Cambio de etapa

Hoy acaba oficialmente una etapa de mi vida: por fin he acabado el bachillerato. He tardado más de lo que esperaba, pero lo he conseguido. Estoy muy contenta. Esto supone un cambio muy grande para mí. He pasado de elegir entre letras y ciencias a tener que elegir si hacía carrera o ciclo, y por cual me decantaba. Al final mi elección fue un ciclo superior de fotografía, pero al acabar en septiembre, era complicado encontrar plaza. Así que busqué otro plan. Después de mucho pensar y dudar, escogí el ciclo medio de estética. Me apasiona el maquillaje desde niña y por eso cogí este ciclo. He oído todo tipo de opiniones. Hay quién dice que hacer un ciclo medio teniendo el bachillerato es un paso atrás. Que por qué no hago un ciclo superior, por ejemplo, el superior de estética. Hago el ciclo medio porque puedo. Porque voy a aprender lo que me gusta, y en el superior apenas hay maquillaje (y no me interesa demasiado lo que se da). Por otro lado, por suerte para mí, hay quién apoya mi idea y lo le parece tan descabellada. Voy a hacer algo que me gusta, ¿qué tiene eso de malo? Además, cuando acabe empezaré el de fotografía. Este año, además, voy a aprovechar para ir a la escuela de idiomas. Quiero mejorar mi inglés. No me disgustan las lenguas extranjeras y tampoco se me dan mal. Y hoy en día el inglés es casi obligatorio para trabajar en cualquier sitio.

Estoy contenta, muy contenta, y eso es lo que realmente importa. Este año toca cambiar de compañeros, de instituto, de profesores y de estudios. Todo un reto para mí, que odio los cambios. Pero es un cambio positivo. Voy a empezar algo nuevo. Y eso es algo bueno.